Tribunal de ética médica de
Risaralda y Quindío

Tiene competencia para conocer los procesos éticos en contra de los profesionales de la medicina cuyas faltas éticas hayan sido cometidas dentro del Departamento de Risaralda y Quindío.

Creación y naturaleza jurídica

Los Tribunales de Ética Médica del País son creados por ley, de conformidad a los lineamientos establecidos en la Ley 23 de 1981 y su Decreto Reglamentario 3380 de 1981.

Misión

Desde la entrada en vigencia de la Ley 23 de 1981 (específicamente artículos 63 y 67) y su Decreto Reglamentario 3380 del mismo año, los Tribunales de Ética Médica se han encargado y tienen autoridad de adelantar los procesos éticos disciplinarios en contra de los profesionales de la medicina, facultad que a su vez se encuentra respaldada por la Resolución No. 08774 de 1989 proferida por el entonces Ministerio de Salud. 

Se trata de un conjunto de normas destinadas a proteger responsable, correcto y honesto ejercicio de la medicina y a la vez garantizar a la sociedad en general el cumplimiento de los principios sobre los cuales descansa una adecuada una relación médico paciente.

En vista de la anterior responsabilidad legal, este Tribunal está en el deber de adelantar todas las investigaciones pertinentes y que sean de su competencia.

Visión

El Tribunal de Ética médica de Risaralda y Quindío, tiene como visión propender por la correcta aplicabilidad de la norma  (Ley 23 de 1981 y su Decreto Reglamentario 3380 de 1981), dentro de un marco de respeto, equidad y justicia, garantizando el debido proceso a sujetos procesales y respeto a sus intervinientes.

La Ley 23 de 1981, refleja todo un conjunto de deberes y derechos de los médicos, enmarcados dentro de la función social.